zona rural

Residencia de ancianos en una zona rural: bienestar total

Las residencias para mayores emplazadas en una zona rural ofrecen múltiples ventajas. Su ubicación en entornos abiertos y rodeados de naturaleza aporta un plus de bienestar a la vida de las personas. Pues las alejan de la contaminación, el ruido, las prisas, el estrés y la falta de espacios verdes de las ciudades. Sin olvidar que los centros residenciales en espacios rurales dinamizan la vida de los pueblos en que se asientan.

Residencia de ancianos en una zona rural: bienestar garantizado

Si algo hemos aprendido de la dura experiencia que significó la pandemia, fue la necesidad de las personas de tener contacto con la naturaleza. De disfrutar de la vida al aire libre, a ser posible en una zona rural o un entorno natural. Y también que, mal que nos pese, las zonas urbanas son espacios masificados y contaminados por la acción humana. ¿Recordáis cómo mejoró el medioambiente durante el confinamiento?

En el contexto de las residencias para mayores, aquellas personas que vivían en centros residenciales en espacios rurales no padecieron un confinamiento tan agresivo. Lo que motivó a muchos adultos mayores y a sus familias a optar por este tipo de centros emplazados en entornos rurales.

Argaluza es una de estas residencias, que se encuentra en un paraje rural, lleno de naturaleza y amplios espacios verdes. Pues estamos ubicados en Sopelana, una zona semirrural muy próxima a muchos puntos urbanos; pero que goza de los beneficios y el encanto de la vida campestre.

Una circunstancia que no es casualidad; pues siempre intuimos que ofrecer una residencia para ancianos en una zona rural aportaría una gran calidad de vida a nuestros residentes. Quizás hemos sido unos adelantados a nuestro tiempo, pero lo cierto es que hoy gran parte de la ciudadanía desea residir en pueblos o entornos abiertos.

Ahora bien, seguramente muchas otras personas os estéis preguntando: ¿Cuáles son los beneficios de residir en medio de zonas rurales? ¿Por qué compensa vivir alejados de la vida urbana? Y sobre todo, ¿por qué las personas ancianas eligen vivir en residencias para mayores en entornos rurales? El equipo profesional de la Residencia Argaluza podemos responder a esas preguntas, basados en nuestra experiencia personal y profesional.

El deseo de vivir una vida tranquila en un entorno rural

A nadie sorprende que la vida urbana se ha llenado de excesos perjudiciales para la salud de la ciudadanía. Son espacios cada vez más deshumanizadores, donde impera el individualismo, el consumismo, lo artificial y la vida frenética. Tanto a nivel arquitectónico como a nivel antropológico y emocional, las ciudades cada vez son menos aptas para el desarrollo personal y el bienestar humano.

En el caso de las personas mayores —y no tan mayores— es evidente que el estilo de vida urbano no las beneficia demasiado. El estrés que se respira en sus calles; la contaminación, las barreras arquitectónicas; el anonimato permanente, la falta de solidaridad comunitaria, la soledad que se siente en medio de las aglomeraciones de gente; la masificación, la gran carga de estímulos sensoriales, los riesgos del tráfico, etc.

Son solo algunos motivos que impiden que la vida urbana sea propicia para el bienestar y la protección que necesitan las personas. Especialmente aquellos colectivos más vulnerables o dependientes, entre los que se encuentran las personas mayores.

Los beneficios de vivir en una zona rural en contacto con la naturaleza

De hecho, la ciencia y muchos expertos sociológicos, sanitarios y terapeutas confirman la necesidad de retornar a entornos más naturales. O bien, equilibrar los espacios urbanos con más zonas naturales y arquitecturas, planificación urbanística y mobiliarios más humanos.

A este respecto, la famosa socióloga Saskia Sassen, autora del concepto de ciudad global, comunicaba unas interesantes afirmaciones en una entrevista reciente. «Ahora entendemos mejor nuestra relación con la naturaleza. (…) Las reglas del trabajo, la necesidad de presencialidad en la oficina, han cambiado de manera radical. Vivir en un pueblo no es lo que era hace 30 años. Por eso, creo que la vuelta al medio rural va a convertirse en una nueva normalidad

Sin duda, los argumentos de Sassen parecen cumplirse cual pronósticos astrológicos. Pues la ciudadanía cada vez más busca viviendas en zonas más alejadas del mundanal ruido. Mientras que las personas mayores desean vivir en centros residenciales rodeados de espacios naturales y belleza paisajística

En efecto, vivir en entornos naturales resulta muy sanador y terapéutico —¡ahí está el auge de los retiros espirituales enclavados en zonas naturales y las casas rurales como opción ideal de descanso!— Y este deseo se torna más imperioso cuanto mayores somos. ¿Quién no contempla la idea de pasar su última etapa de vida en un paraje de ensueño y lleno de verdor; lleno de sosiego y amaneceres y atardeceres deliciosos?

Pues bien, las residencias de mayores emplazadas en una zona rural o semirrural están ahí para cumplir ese anhelo.

La calidad de vida que ofrecen las residencias de mayores en entornos rurales

Las residencias para personas mayores ubicadas en lugares rurales o con muchos espacios verdes tienen una razón de ser. Precisamente, se selecciona su ubicación privilegiada porque los espacios rurales suelen ser un recurso terapéutico natural que aporta muchísimo bienestar a estas personas. En ellos la vida fluye a su tiempo, sin la urgencia y la agresividad de las ciudades.

Efectivamente, si pensamos en las necesidades de las personas mayores, el recibir un servicio de atención integral y personalizado es deseable. Pero no siempre es suficiente para proporcionarles el bienestar global que necesitan. Es necesario ubicarlos en entornos saludables y seguros para ellos, donde puedan moverse libremente y sin miedo; así como deleitarse admirando la naturaleza en todo su esplendor y sabiéndose parte de ella.

Y es que el poder respirar aire puro y encontrar belleza en cada rincón, motiva a los mayores a mantenerse más activos. Ya que les encanta ejercitarse y realizar ciertas actividades al aire libre o a salir a pasear con otros residentes o sus visitas. También les inspira a realizar labores hortícolas en nuestro huerto y mantenerse activos física y cognitivamente supervisando los ciclos de la naturaleza.

Asimismo, las actividades al aire libre, en los espacios naturales, refuerzan el sistema inmunológico. Así como evitan diversas enfermedades ocasionadas por la contaminación que se percibe en las ciudades.

¿Sabíais que está comprobado que el sedentarismo, el tedio, el aislamiento o los estados depresivos no son tan comunes en los mayores que habitan en residencias rurales? Por un lado, porque encuentran todas sus necesidades de cuidados básicos cubiertas por los servicios sociosanitarios residenciales. Pero, por otro, porque pueden disfrutar de su tiempo libre en un medio saludable, casi terapéutico, en sí mismo.

entorno rural argaluza

Residencia Argaluza como ejemplo de un centro residencial en una zona rural

Poder residir en un emplazamiento rodeado de naturaleza viva es uno de los valores añadidos de nuestra residencia. Dondequiera que se pose nuestra mirada, recibirá un estallido de vida: cielo abierto, vegetación frondosa, aire limpio, sonidos armoniosos,…

De por sí, Sopelana es un espacio prodigioso en cuanto a naturaleza y lugares llenos de encanto. El lugar de veraneo ideal para reconectar con nuestra esencia humana y ecológica y disfrutar de playas, valles, rutas de senderismo y acantilados de infarto. Pues bien, nuestra residencia se ubica en este maravilloso municipio de la comarca de Uribe Kosta.

Pero nuestro centro residencial no solo está enclavado en un paraje muy natural, con campos a su alrededor; sino que nuestra propia residencia cuenta con más de 7000 m2 de jardines llenos de árboles, plantas, una fuente, bancos donde descansar y espacios cubiertos para resguardarse del sol.

Se trata de un auténtico parque donde nuestros mayores y sus visitas pueden disfrutar de preciosos paseos. Y por supuesto, contamos con nuestra propia huerta donde nuestros residentes practican actividades de horticultura terapéutica.

¡Sin duda, en nuestros espacios exteriores nuestros sentidos recobran vitalidad y nuestro cuerpo se oxigena con aire puro y aromas naturales! Donde más se manifiesta esta gran ventaja es en la salud mental y emocional de las personas mayores. Pues, disfrutar del sol, del contacto con la naturaleza, salir a caminar, realizar actividades psicosociales al aire libre,… No solo incrementa el bienestar físico, sino que influye sobremanera en la salud psicológica de las personas.

Y es que la vida al aire libre es esencial para que al organismo a genere serotonina y oxitocina, esas hormonas asociadas al bienestar. ¡Además de ayudar a mantener elevados los niveles de vitamina D, tan importante en la tercera edad!

Los beneficios sociales y comunitarios de las residencias en zonas rurales

Ciertamente, una de las ventajas que más valoran los familiares es la posibilidad de gozar de bellos paseos mientras visitan a sus mayores. Lo cual convierte sus visitas a nuestra residencia en una excusa para disfrutar del contacto con la naturaleza y de un tiempo sumamente relajante, que los desconecta del estrés urbano.

¡Y otro aspecto de índole social a tener en cuenta! Cabe destacar que las residencias en zonas rurales son un recurso ideal para incentivar las relaciones entre los mayores y las poblaciones locales. Este aspecto resulta de gran importancia, ya que, a menudo, los pueblos necesitan más activación social a su alrededor.

Entonces, entre ambos grupos puede generarse una sinergia fantástica que redunda en una revitalización de toda la comunidad.

Hacia una vejez sana y de calidad en un contexto adecuado

Lo cierto es que muchas residencias rurales son más abiertas al entorno que sus homólogas urbanas. Al mismo tiempo, su enclave natural, alejado de la masificación urbana, dispensa una calidad de vida más elevada, debido al contacto con el medio natural.

Y esta cuestión no resulta en absoluto baladí, pues la posibilidad de practicar un envejecimiento activo también requiere de un espacio idóneo para los adultos mayores. Un espacio que les inspire al mantenimiento de una vida sana y activa, que les ofrezca seguridad y sosiego al mismo tiempo.
En este sentido, las virtudes de vivir en una residencia para mayores en una zona rural como la nuestra quedaron patentes durante la de época pandemia y restricciones. Así, nuestros mayores han podido seguir disfrutando de paseos y actividades al aire libre en nuestros amplios jardines y nuestros alrededores rurales.

Obviamente, hemos tenido que implementar todas las medidas sanitarias pertinentes, pero han podido mantener cierta normalidad en la medida de lo posible. Este hecho, sin duda, marca la diferencia con respecto a las vivencias que han tenido muchas residencias urbanas.

Con todo, si alguien alega incomodidades de desplazamiento para llegar a Sopelana, esa cuestión no resulta tan problemática. Por empezar, porque estamos a sólo 20 minutos en coche desde el centro de Bilbao. Y existen buenas comunicaciones gracias a los servicios de transporte público.

En fin, esperamos haberos transmitido todas las ventajas que posee vivir en una residencia geriátrica emplazada en una zona rural o semirrural. De verdad que resulta una experiencia que aumenta la calidad de vida tanto de las personas mayores como de los propios profesionales del centro y los familiares.

Si quieres saber más sobre nuestro centro residencial, contacta con nosotros y te daremos toda la información que precises sobre este y otros servicios.

Referencias consultadas

  • Aristegui, I. & al. (2015). La relación entre el entorno en el que viven las personas mayores en España y su acceso al ocio. Un análisis descriptivo. Recuperado de http://bit.ly/3c7ilpS
  • Díaz Landaluce, I. (2021). Hablamos con Saskia Sassen, la intelectual que mejor ha explicado la globalización: «La pandemia era inevitable«. Recuperado de https://bit.ly/3yt5Yks
  • Nosotros los mayores (2020). Las residencias rurales como aliadas para revalorizar la España vaciada y mejorar la salud de los mayores. Recuperado de http://bit.ly/3uWhYqU
  • QMayor (2020). Residencias de mayores en zonas rurales. Recuperado de https://bit.ly/3OIJnWk
  • Sopela Udala (s/f). Portal municipal de Sopela. Recuperado de  https://bit.ly/3QTljlr
Ir arriba
Call Now ButtonLLÁMANOS