leucemia en adultos mayores de 70 años

La leucemia en adultos mayores de 70 años

Aprovechando que el próximo día 4 se celebra el Día mundial contra el Cáncer, en Argaluza queremos aprovechar la ocasión para acercarnos más a una enfermedad que a menudo no asociamos con la edad avanzada, pero que desgraciadamente nuestros mayores también padecen. No nos referimos a la diabetes, de la cual ya hablamos en este post, sino de la leucemia, en concreto la mieloide aguda, la leucemia en adultos mayores de 70 años más común.

En qué consiste la leucemia mieloide aguda

La leucemia es una enfermedad cuyo origen está en la médula ósea, es decir, el tejido blando que se encuentra dentro de los huesos y donde se forman las células sanguíneas.

La leucemia mieloide aguda, conocida también como leucemia mieloblástica aguda (AML), es la leucemia más frecuente entre adultos: representa un 25% de todas las que se diagnostican a nivel mundial. De hecho, según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 se diagnosticaron casi 7 millones de casos en todo el mundo.

La leucemia mieloide aguda es el resultado de mutaciones producidas en el ADN de una célula de la médula ósea que está en desarrollo. Una vez que dicha célula completa esta transformación y se convierte en una célula leucémica, se multiplica de manera exponencial. Estas células no funcionan con normalidad, pero crecen y sobreviven mejor que el resto. De ahí su peligro, ya que su presencia impide la producción de las células normales. En consecuencia, cuando se produce un diagnóstico de la enfermedad, el conteo de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas es anormalmente bajo. Su progresión suele ser rápida, y de ahí el apelativo de aguda frente al de crónica, que implica una progresión más lenta.

Si bien es una enfermedad agresiva, cuya supervivencia disminuye con la edad, la hematóloga  del hospital universitario Reina Sofía de Córdoba Josefina Serrano asegura que en los últimos años se ha aprendido mucho sobre el desarrollo y las peculiaridades de la enfermedad, así como sobre su diagnóstico. Esto ha propiciado la aparición de fármacos más idóneos para combatirla.

Factores de riesgo de la leucemia en adultos mayores de 70 años

Aunque no es posible identificar una causa clara de la leucemia mieloide aguda, sí existen ciertos factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de esta enfermedad.

  • Tabaquismo: fumar o haber fumado incrementa el riesgo de padecer cáncer, pero no se ha podido establecer una relación directa entre el tabaco y la leucemia mieloide aguda.
  • Exposición a agentes químicos: puesto que el benceno daña la médula ósea, ciertos estudios han demostrado que la exposición en altas dosis a este agente puede ser determinante en el desarrollo de una leucemia mieloide aguda. Pese a que esta sustancia estaba presente antiguamente en las industrias de fabricación de productos químicos, cauchos y carburantes, en la actualidad la mitad de la exposición al benceno proviene del humo del tabaco.
  • Tratamiento previo con quimioterapia o radioterapia: un pequeño pero creciente número de enfermos de leucemia mieloide aguda fueron anteriormente tratados para otros tipos de cáncer.
  • Ciertos trastornos genéticos están asociados con el incremento del riesgo de padecer leucemia mieloide aguda, como por ejemplo el síndrome de Down.
  • Antecedentes familiares: únicamente son relevantes en caso de gemelos idénticos, cuando uno de ellos ha padecido este tipo de leucemia en el primer año de vida, pues esto alerta del riesgo de que se produzca la misma enfermedad en el otro.
  • Los hombres presentan una tendencia superior a padecer esta enfermedad, si bien se desconocen las razones.
  Alteraciones conductuales en ancianos
leucemia en adultos mayores de 70 años

Síntomas de la leucemia mieloide aguda

Alguno de los síntomas que presenta la leucemia en adultos mayores de 70 años son fáciles de detectar. Otros, no obstante, precisan de un examen médico. Tanto el médico de familia como los cuidadores y los familiares deben prestar especial atención a estos síntomas, pues no siempre son fáciles de detectar:

  • Fiebre leve: dado que la leucemia mieloide aguda lleva aparejada un descenso de los glóbulos blancos en la sangre, este suele producir infecciones con frecuencia, a veces de gravedad. Esta fiebre es el primer síntoma de dicha infección. A este fenómeno se le conoce como neutropenia.
  • Cansancio, debilidad, sensación de frío, dolor de cabeza, vértigos y dificultad para respirar: estos síntomas son consecuencia de la anemia, o lo que es lo mismo, la disminución de los glóbulos rojos en la sangre.
  • Molestias en huesos o articulaciones: como el anterior, puede ser un síntoma de difícil detección en el caso de nuestros mayores, que tienden a cansarse y sufrir este tipo de dolores con más frecuencia de otros enfermos más jóvenes.
  • Sangrados: como mencionamos con anterioridad, esta enfermedad provoca que las plaquetas  en la sangre disminuyan, lo que se traduce en una tendencia a los moretones. Aunque parezca algo inocuo, algunas de estas hemorragias pueden ser graves, como las que se producen en el cerebro o en los pulmones, si bien la mayoría son sangrados nasales, en las encías (que pueden también estar inflamadas), en la orina o bajo la piel, en forma de moretones. El nombre que se le da a esta afección es trombocitopenia.
  • Petequias: las petequias son pequeñas manchas redondas que aparecen en la piel y que, al igual que los moretones, se producen como consecuencia de la disminución de plaquetas en la sangre.
  • Hinchazón en el abdomen: el hígado y el bazo aumentan de tamaño cuando las células leucémicas se acumulan en los mismos. Si son lo bastante grandes, el médico puede incluso palparlos por debajo de las costillas.
  • Convulsiones, náuseas, hormigueo facial y visión borrosa: estos síntomas revelan que las células cancerosas se han extendido al sistema nervioso central. Pueden alcanzar incluso los testículos, los riñones o los ojos.
  • Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos: la leucemia mieloide aguda puede provocar un aumento de tamaño de los ganglios linfáticos.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  Cómo subir la tensión arterial en ancianos

Tratamiento de la leucemia en adultos mayores de 70 años

El tratamiento de la leucemia mieloide aguda dependerá del subtipo de esta enfermedad, en base al cual el especialista decidirá qué enfoque seguir. También influyen en esto la edad del paciente, su estado de salud y, una vez iniciado, su tolerancia a un tratamiento intensivo.

Suele constar de 2 fases:

  1. Fase de inducción a la remisión: la finalidad de esta fase es destruir las células leucémicas en la sangre y de la médula ósea. Entre un 70 y un 80% de los pacientes alcanzan una remisión completa de la enfermedad en esta fase.
  2. Fase de posremisión o de consolidación de la remisión: en esta segunda fase lo que se busca es eliminar las células cancerosas inactivas, ya que estas pueden reactivarse y multiplicarse de nuevo.

Terapias

El tratamiento puede constar de:

  • Quimioterapia: en la quimioterapia se utilizan medicamentos que buscan bien destruir bien impedir la propagación de las células leucémicas.
  • Radioterapia: con la radioterapia se persigue la misma finalidad, pero con rayos X u otros tipos de radiación.
  • Terapia dirigida: con ella se pretenden eliminar las células cancerosas de manera específica. Es menos agresiva que las anteriores.
  • Otras terapias con medicamentos: dichos medicamentos contribuyen a que las células leucémicas se transformen en glóbulos blancos. Solo es posible para ciertos subtipos de la enfermedad.

Además de estas terapias, se suelen administrar antifúngicos y antibióticos para tratar las infecciones, así como transfusiones de glóbulos rojos y de plaquetas. También, y dado que durante el tratamiento se destruyen células sanas además de las leucémicas, es posible que sea necesario un trasplante de células madre para reponer las células formadoras de sangre que la quimioterapia destruyó. Cuando el enfermo tiene una edad muy avanzada a menudo no es posible este tipo de trasplante.

  Las 4 etapas de la vejez

Ante esta y otras enfermedades, los profesionales de Argaluza vigilamos de cerca la salud de nuestros mayores, advirtiendo de los síntomas tanto físicos como psicológicos que puedan anticipar cualquier problema.

Referencias consultadas

  • Instituto Nacional del Cáncer (2022). Tratamiento de la leucemia mieloide aguda: versión para pacientes. Recuperado de http://bit.ly/3kZwHAR
  • Fundación Josep Carreras (2022). Leucemia mieloide aguda del adulto. Recuperado de https://bit.ly/3Rq1GCk
  • Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (s/f). La leucemia mieloide aguda. Recuperado de https://bit.ly/3Hs32aZ
  • Sociedad de leucemia y linfoma (2011). Leucemia mieloide aguda. Recuperado de https://bit.ly/3wPniyn
  • Diario de Sevilla (2021). La leucemia mieloide aguda, un reto constante para la investigación. Recuperado de http://bit.ly/3DZ6vgz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
LLÁMANOS