terapia de reminiscencia

Laborterapia para un envejecimiento de calidad

La laborterapia es una rama de la terapia ocupacional que centra sus objetivos terapéuticos en la optimización del desempeño ocupacional de los usuarios. Gracias a las actividades manuales de la laborterapia, no solo se potencian las capacidades cognitivas y funcionales; sino también supone un revulsivo para la autonomía personal, la autoestima y la sensación de valía en los mayores.

¿Qué es la laborterapia y por qué la aplicamos con nuestros mayores?

Dentro del elenco de terapias para la tercera edad que practicamos en Residencia Argaluza, está la laborterapia. Una terapia maravillosa y relajante que forma parte de la Terapia Ocupacional, ya que busca el bienestar de las personas mediante la actividad productiva.

A simple vista, la laborterapia se vislumbra como un conjunto de actividades de manualidades creativas, y sí, lo es. Pero también es mucho más que eso. Pues se trata de una de las terapias no farmacológicas más efectiva para retrasar los procesos de envejecimiento; así como para potenciar las capacidades cognitivas y funcionales.

De hecho, la realización de actividades de laborterapia es muy recomendable para prevenir el deterioro cognitivo y mantener al máximo su autonomía. Puesto que al llevar a cabo ciertas actividades de manualidades se ejercita la psicomotricidad y la capacidad funcional. Lo que sin duda les es de gran ayuda para mantenerse activos y seguir desempeñando las actividades de la vida diaria con independencia.

En este sentido, la laborterapia es un método de terapia ocupacional vinculada al ocio terapéutico. Puede realizarse de forma individual o en grupos organizados, lo cual favorece las relaciones sociales de los mayores.

Pero especialmente tiene el potencial de aumentar la autoconfianza y la autoestima de éstos. Dado que esta labor terapéutica les ayuda a sentirse útiles y creativos, manteniéndolos activos y relajados. Lo que, por ende, incentiva su salud, su autonomía personal y su envejecimiento activo y exitoso.

Es por todos estos beneficios que en nuestro centro para la tercera edad organizamos con frecuencia actividades de laborterapia. Entre ellas, manualidades, costura, pintura, cocina o jardinería. De esta manera, potenciamos la actividad funcional y cognitiva de nuestros residentes y, con ello, favorecemos su calidad de vida.

  Terapia de reminiscencia: reviviendo hechos y emociones

La importancia de la laborterapia para ancianos

Está demostrado que la laborterapia cumple una función magnífica de ejercitación simultánea de las capacidades funcionales y cognitivas. Y es que a través de las actividades terapéuticas, las personas de la tercera edad entrenan la coordinación viso-manual, viso-espacial y motricidad fina. Como vemos, con el desarrollo de estas acciones se aumenta la actividad funcional y cognitiva al mismo tiempo. Y ello redunda en mayores destrezas personales para aplicar en su día a día.

Ciertamente, el hacer estas manualidades para adultos —es decir, labores que están adaptadas a sus necesidades e intereses y supervisadas por un terapeuta ocupacional— resulta sumamente necesario. Básicamente porque les permite estimular todas las áreas de la salud de forma integral.

En efecto, la laborterapia para ancianos activa la salud a nivel físico o funcional —promueve el movimiento de las manos y la coordinación viso-manual—; cognitivo —supone un ejercicio de estimulación cognitiva en sí mismo—; a nivel mental —fomenta la concentración, la capacidades creativas y la relajación—; emocional —incrementa su bienestar y autoestima— y social —porque pueden desarrollarse en grupos y favorecen el trabajo en equipo—. ¡No hay mejor forma de promover el envejecimiento activo de un modo recreativo y útil!

Además, cabe recordar que estas actividades se caracterizan, en general, por tener una finalidad tangible. Al contrario que lo que sucede con las sesiones de juego o de ejercicios, las acciones que se ejecutan en laborterapia suelen ofrecer un resultado visible. Un objeto de decoración o de uso diario, un arreglo, una comida, una reorganización de materiales, etc. De ahí su carácter funcional y la satisfacción personal que genera en los participantes sus resultados finales.

La laborterapia como recurso para prevenir el deterioro cognitivo

Aunque esta terapia es aplicada en todos los centros para ancianos como método para desarrollar su desempeño ocupacional; hoy en día cobra una especial importancia su uso como método terapéutico para prevenir la aparición del deterioro cognitivo o retrasar su evolución.

En efecto, la laborterapia se utiliza mucho con personas mayores que están en sus primeras fases de enfermedades neurodegenerativas. Pues, el desarrollo de estas actividades manuales les permiten conservar por más tiempo sus capacidades funcionales y cognitivas. Ya que son un entrenamiento distendido que promueve su concentración, su atención, su estimulación sensorial y sus destrezas psicomotrices.

La estimulación cognitiva de todas estas funciones cerebrales, unido al ejercicio de las actividades de la vida diaria, refuerza sus capacidades cognitivas. Y más aún: les aporta mucha sensación de calma, bienestar y autocontrol. Sin olvidar ese plus de autoestima que desarrollan cuando se sienten útiles y capaces de mantener cierto nivel de autogestión.

  Gerontogimnasia: potenciando la salud física en la vejez

Por eso, la laborterapia se alza como una terapia no farmacológica muy apreciada por los expertos para retrasar el deterioro cognitivo. De hecho, se han realizado diversos estudios en los que se corrobora que esta intervención terapéutica mejora las funciones cognitivas de los mayores. Especialmente, la atención, el uso del lenguaje, la orientación y la capacidad viso-espacial. Pero también se evidencia una mejoría en la memoria, la praxis y las funciones ejecutivas.

Con todo, la laborterapia se utiliza como terapia en diversos tipos de enfermedades, además de casos de Alzheimer y demencias. Por ejemplo, en personas que padecen depresión, pérdida de la memoria, Parkinson, ictus o han sufrido fractura y, a consecuencia de ella, una larga hospitalización o inmovilización.

terapia de reminiscencia

El beneficio de la laborterapia en las actividades de la vida diaria

Ahora bien, es importante aprovechar las actividades de laborterapia para practicar tareas cotidianas o realizar objetos prácticos. En este sentido, son maravillosos ejercicios de laborterapia la creación de manualidades que decoren los espacios o tengan un uso en la vida cotidiana de los mayores. También, bajo esta terapia, pueden crear regalos para obsequiar a sus seres queridos o crear la decoración para un evento particular.

Es por ello que dentro de esta actividad terapéutica se engloben las manualidades propiamente dichas —dibujo, pintura, bordados, creación de complementos—; pero también labores más domésticas como la costura, cocina, jardinería o restauración de objetos. De este modo, se ejercitan sutilmente las destrezas de los mayores en las actividades de la vida diaria y su participación activa y autosuficiente en su rutina.

Por lo demás, las laborterapia para ancianos tiene el objetivo de reeducar y rehabilitar los aspectos funcionales de la vida cotidiana. Así, atendiendo al perfil clínico y las necesidades de cada persona, se diseña y organiza un programa de actividades personalizado y adaptado; que favorezcan su autonomía y su readaptación a sus circunstancias actuales, si es necesario.

Por tanto, aquí vemos la vertiente rehabilitadora funcional de este método de terapia ocupacional. De ahí que la laborterapia para adultos mayores se fundamente en el entrenamiento de las habilidades motoras, cognitivas y sociales en beneficio de su desenvolvimiento en la vida práctica. Porque, sin duda, sentirse válidos e independientes favorece su bienestar psicológico y emocional y les motiva a ser más participativos.

Así pues, las actividades de laborterapia resultan muy beneficiosas para evitar el estilo de vida sedentario, el aislamiento social y el envejecimiento prematuro.

Y todo ello parte de la realización de unas manualidades y actividades recreativas aparentemente insignificantes. ¡Pero nada más lejos: la laborterapia tiene el poder de mejorar la calidad de vida en nuestra vejez!

  Beneficios de la terapia ocupacional en geriatría

Intervención terapéutica para propiciar un envejecimiento saludable

Por su potencial como método preventivo, rehabilitador, educativo y terapéutico las sesiones de laborterapia son indispensables en la atención integral que dispensamos en Argaluza. Esta acción ocupacional, perteneciente al área de la psicología y la terapia ocupacional, ha demostrado ser muy efectiva y agradable para nuestros residentes mayores. Tanto en aquellos con niveles de autonomía personal considerablemente altos como en aquellos que muestran grados leves o moderados de dependencia.

En este sentido, es responsabilidad de los profesionales gerontológicos propiciar un ocio productivo y que tenga valor funcional y emocional para las personas mayores. Así como reeducar y fortalecer sus capacidades aún conservadas para solventar las limitaciones que puedan presentar en otras áreas de la salud.

Con todo, es fundamental complementar la laborterapia con otras intervenciones como la estimulación cognitiva, gerontogimnasia y actividades psicosociales. Así conseguimos que nuestros residentes mayores se beneficien de un desarrollo armonioso y global en todas sus facetas personales y sus niveles de salud.

Es por ello que la laborterapia forma parte de un programa mucho más amplio de actividades interdisciplinares adaptadas al perfil de cada usuario. Y que, como no podía ser de otra manera, son evaluadas continuamente, a fin de readaptarlas a su evolución personal. Así, con la disciplina de la práctica diaria, nuestros mayores experimentan un envejecimiento saludable y sumamente exitoso para ellos.

¿Quieres saber más sobre nuestros servicios e instalaciones? Contacta con nosotros y acércate a conocernos.

Referencias consultadas

  • Calleja Ruíz, P. (2019). La laborterapia mantiene activa a las personas mayores. Recuperado de https://bit.ly/3v2EQqy
  • Cembellín Ayora, M. (2015). Laborterapia: más allá de una simple manualidad en la enfermedad de Alzheimer. Recuperado de https://bit.ly/3PEdEGg
  • Faz Herrera, J. E. (2019). Aplicación de un programa de actividades de ocio y tiempo libre para mejorar el estado cognitivo de pacientes adultos mayores en edades comprendidas entre 60-80 años. Recuperado de https://bit.ly/3B6Qrsi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
Call Now ButtonLLÁMANOS