Las 4 etapas de la vejez

Las 4 etapas de la vejez

Normalmente nos referimos a esta etapa como vejez o tercera edad. Pero lo cierto es que se trata de un período más amplio que podríamos dividir en diferentes fases: las 4 etapas de la vejez. Esta diferenciación es necesaria tanto por la variación en el estado de salud de la persona como por los cambios en las circunstancias respecto a su vida y su situación.

Distinguimos entre un niño y un joven adulto, o más aún entre un bebé y un adolescente, pese a que todos son menores de edad. Del mismo modo, debemos también detenernos a diferenciar por edad los grupos de adultos mayores que nos encontramos en la vejez.

Envejecimiento poblacional

En las últimas décadas se ha producido un notable envejecimiento de la población. Esto se debe a diversos factores, que van desde la disminución de los nacimientos hasta la mejoría de la calidad de vida de los ancianos derivada de los avances médicos y tecnológicos. El Instituto Nacional de Estadística (INE), de hecho, ha determinado que en 2021, la esperanza de vida al nacer era de 85.8 años para las mujeres y de 80.2 años para los hombres. Una media de 83 años, una de las más altas del mundo. En 2020, de hecho, los mayores de 65 años en el país suponían un 21% del total, cifra que se espera que alcance el 30% para 2050.

Envejecimiento primario y secundario en las 4 etapas de la vejez

Al hablar de envejecimiento debemos realizar una distinción entre el envejecimiento primario y el envejecimiento secundario.

Envejecimiento primario

Desde el inicio de la vida, desde que somos el fruto de la unión entre un óvulo y un espermatozoide, nuestras células se están dividiendo. Sin embargo, llega un punto en que estas divisiones se producen de manera defectuosa o dejan de producirse.

El envejecimiento primario es, por tanto, aquel que tiene lugar a consecuencia de los cambios que ocurren en el cuerpo a lo largo del tiempo. Debido a estos cambios disminuye la función celular, la piel pierde elasticidad, de la densidad ósea es menor y al cuerpo le cuesta más reparar el daño celular. Se trata, por tanto, de algo inevitable y natural.

  Síntomas de deshidratación en ancianos

Envejecimiento secundario

El envejecimiento secundario, por el contrario, hace referencia a los cambios que tienen lugar como resultado del estilo de vida y de factores ambientales. Estas circunstancias pueden acelerar el proceso de envejecimiento primario, lo que derivará en un aumento del riesgo de enfermedades crónicas y de síndromes geriátricos. A diferencia del primario, el envejecimiento secundario se puede prevenir o retrasar manteniendo un estilo de vida saludable, siguiendo una dieta equilibrada y practicando ejercicio con regularidad, entre otras.

4 etapas de la vejez

Etapa 1: libertad

Los adultos mayores de edad avanzada son aquellos cuyas edades están comprendidas entre los 60 y los 74 años. Por lo general, exceptuando a los pacientes que padecen patologías incapacitantes, nuestros mayores suelen ser independientes a esta edad. Esto quiere decir que la mayoría viven en sus domicilios, solos o en pareja, y que pueden realizar las actividades propias de la vida diaria. Entre estas se encuentran cocinar, limpiar la casa, vestirse y asearse, así como realizar actividades como cuidar de los nietos, viajar o practicar hobbies.

Las 4 etapas de la vejez

Cómo actuar

En esta etapa, no podemos más que servir como apoyo externo de nuestros mayores si así nos lo requieren, pero no debemos presionarles si no precisan de nuestra ayuda. Sí que es conveniente hacerles entender que en el futuro cambiará su situación, por lo que deben estar preparados mentalmente y tener presente esta realidad en su vida. Esto puede traducirse en reformas en el hogar que faciliten la movilidad o en llevar a cabo trámites administrativos que requieran una lucidez de la que tal vez carezcan el día de mañana.

Etapa 2: dependencia parcial

Esta segunda etapa se caracteriza por una cierta interdependencia. Se produce entre los 75 y los 85 años, si bien no se trata de una ciencia exacta y estos números pueden variar dependiendo del envejecimiento secundario de cada adulto mayor. En cualquier caso, las neuronas no transmiten los mensajes desde el cerebro con la misma velocidad, lo que se traduce en pérdidas de memoria y lentitud a la hora de realizar las tareas. Esto no se reduce a la función cognitiva o motora, sino que se extiende a la percepción. El 75% de los ancianos sufren pérdidas de olfato, una merma de su capacidad auditiva, empeora la visión (las conocidas cataratas), entre otras. Lo que antes no conllevaba esfuerzo ahora se torna difícil, y crece la necesidad de acudir a los demás.

  Qué es la fisioterapia geriátrica

Cómo actuar

La ayuda es fundamental en esta etapa. Es probable que nuestros mayores sigan queriendo vivir solos, pero no siempre es posible. No, al menos, sin asistencia que les permita realizar con seguridad tareas como cocinar sin que olviden apagar el fuego, limpiar sin que se suban a alturas o asearse sin descuidar su higiene. No todos los mayores llegan a esta al mismo tiempo, por lo que no debemos tampoco hacerles más dependientes de lo que son.

Podemos hablar de una persona de 75 años que necesita ayuda hasta el final de su vida tras haber sufrido una caída o de otra de 85 que únicamente precise de asistencia puntual para llevar a cabo ciertas tareas. No hay dos casos iguales.

Etapa 3: dependencia completa

En esta etapa el anciano pasa a necesitar ayuda para todas las actividades básicas, desde hacer la compra o asesarse hasta simplemente comer. No hay una edad concreta a la que se dé esta etapa, pero suele ser más común a partir de los 85 años. En esta edad es frecuente el traslado del adulto mayor a centros especializados, donde personal cualificado se encarga de sus cuidados y está vigilado permanentemente.

Las 4 etapas de la vejez

Cómo actuar

Ante todo debemos prepararnos mental y emocionalmente tanto para esta etapa como para la que la sucederá. Debemos estar tranquilos y trasladar serenidad a nuestros mayores, para que se sientan cómodos y arropados, y no elevar su nivel de estrés. Tanto si nos ocupamos personalmente como si ponemos su cuidado en manos de profesionales, podemos buscar apoyo psicológico que nos ayude a lidiar con esta tarea. Sobre todo en el primer caso, cuando con frecuencia se produce el síndrome del cuidador quemado.

Etapa última de las 4 etapas de la vejez

La etapa 4, como la anterior, no comprende un rango de edad determinado. Puede producirse en cualquier momento, cuando la situación de la persona mayor se ha cronificado hasta tal punto que ya es imposible su recuperación. No hablamos de una enfermedad en concreto, sino de un cuadro patológico de incapacidad y dependencia con el que tanto el mayor como sus seres queridos tendrán que convivir hasta el final.

  Demencia en ancianos: cómo reducir su impacto

Cómo actuar

Aunque es posible que nos hayamos preparado para esta etapa, siempre es duro ver cómo nuestros seres queridos se van apagando. Dependiendo de las circunstancias particulares de cada uno trataremos de que disfruten en la medida de lo posible de su vida, aunque esta tenga muchas limitaciones.

Las residencias en las 4 etapas de la vejez

En Residencia Argaluza somos conscientes del paso tan importante que dan los familiares de los adultos mayores y ellos mismos cuando deciden ingresar en una residencia. Muchos preferirían seguir disfrutando de la independencia de su hogar, pero debemos tener presente que esa es una etapa de su vida que quedó atrás. También nosotros, que estaremos en su misma situación en el futuro.

No debemos, en cualquier caso, abatirnos ni apenarnos. Podemos disfrutar de las 4 etapas de la vejez como hemos disfrutado de la adolescencia o de la infancia, siempre en la medida de las posibilidades de cada adulto mayor. En Argaluza lo sabemos y por eso tratamos de que su estancia con nosotros sea lo más agradable posible, siempre y en toda circunstancia. Tanto para ellos como para sus familiares.

Referencias consultadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
LLÁMANOS